Pues lo que siempre digo… que como pasa el tiempo de rapido. Sin darte cuenta tu hijo tiene ya dos años… Tanta comida, tanta comida, se tiene que notar. Pues Mateo celebro su segundo aniversario rodeado de sus amigos y familiares y sobre todos con sus padres Grace y el siempre sonriente Andrés. Qué familia más alegre y fantástica y que bien se lo paso Mateo.